Trucos para unas croquetas perfectas

Trucos para unas croquetas perfectas

Trucos para unas croquetas perfectas

En carnicería Ángel somos unos apasionados de las croquetas, eso no es ningún secreto. Rellenas de idiazábal, jamón, chipirones, boletus, pulpo…elaboramos, vendemos y disfrutamos de multitud de variedades diferentes.  Y después de tantos años nos hemos convertido en expertos en su preparación y cocinado. Por eso queremos compartir contigo nuestros trucos para unas croquetas perfectas. Esas que te harán tocar el cielo y triunfar entre familia y amigos/as.

Trucos para unas croquetas perfectas

Para la elaboración de las croquetas perfectas debes tener en cuenta varios aspectos que afectan a la masa, el rebozado, la fritura y la posterior congelación.

Elaboración de la masa de croquetas

Es necesario lograr una masa que esté en su punto, ni muy liquida ni muy espesa. Para ello debes:

  1. Utilizar la misma cantidad de harina que de mantequilla o aceite. Entre 120 y 160 gramos de cada por cada litro de leche.
  2. Remover mucho la bechamel. Entre 45 minutos y 1 hora.
  3. Conseguir que la bechamel quede en su punto. Para eso cuécela hasta que veas que se despega fácilmente de los laterales de la sartén, o que si pasas la cuchara por la base de la cazuela se hace un caminito que permite ver el fondo.

Rebozado de las croquetas

Uno de los mayores miedos a la hora de cocinar croquetas es que se abran cuando se están haciendo. Para evitarlo en necesario que se rebocen correctamente:

  1. Debes intentar que todas las croquetas sean del mismo tamaño. Para hacer la forma puedes utilizar una cuchara, las manos (siempre limpias) o una manga pastelera.
  2. El rebozado debe ser uniforme y constar de 3 capas: pan rallado o harina, huevo batido (que no queden grumos) y pan rallado de nuevo.

Congelación de croquetas

Seguro que si te pones a hacer croquetas no vas a prepararlas solo para un día, sino que querrás hacer una buena tanda para congelar. Para hacerlo correctamente debes tener en cuenta:

  1. Su tamaño. Es recomendable que no sean de más de 2 centímetros de diámetro para que luego puedas descongelarlas y freírlas sin ningún problema.
  2. La forma de meterlas al congelador. Cuando las tengas preparadas ponlas en una bandeja sin que se toquen y sin tapar. Una vez que estén congeladas ya puedes meterlas en una bolsa o tupper juntas.

Freír croquetas no congeladas

  1. Déjalas en la nevera entre 10 y 15 minutos antes de freírlas para que el rebozado se endurezca.
  2. Utiliza aceite de oliva virgen extra.
  3. Si las fríes en una freidora hazlo a una temperatura de entre 175-180º. Si lo haces en una sartén sumerge las croquetas completamente en aceite.
  4. Echa las croquetas de dos en dos (3-4 máximo). Si echas más a la vez, la temperatura bajará y absorberán más aceite.

Freír croquetas congeladas

  1. Si las descongelas antes de freír sigue las indicaciones de arriba.
  2. En el caso de cocinarlas sin descongelar tienes que asegurarte de hacerlo a una temperatura de unos 150ª para que se descongelen bien por dentro.

Croquetas al horno

En el caso de querer evitar frituras y hacer las croquetas de una manera más sana, prepáralas y ponlas sobre papel vegetal en una bandeja del horno. Calienta el horno a 220º y hornea las croquetas entre 15 y 20 minutos. A mitad del horneado dales la vuelta para que se doren por ambos lados.

Con todos estos trucos para unas croquetas perfectas podrás elaborarlas en casa y obtener un resultado digno de un/a cocinero/a experto/a.

Aunque si eres de los/as que prefieres disfrutar de la comida ya elaborada, puedes hacerte con nuestras croquetas en la carnicería física o en la tienda online. ¡Tenemos para todos los gustos! De boletus, jamón ibérico, chipirones, bacalao, queso idiazábal… ¡No podrás dejas de comerlas!

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos

Abrir chat

La tienda permanecerá cerrada hasta el 24 de agosto.