Receta de callos en salsa vizcaína

Receta de callos en salsa vizcaína

Receta de callos en salsa vizcaína

Si eres de los que no tiene reparos a la hora de comer las vísceras de un animal, seguro que eres fan de los callos. A la madrileña, a la asturiana, a la andaluza…Existen tantas recetas como provincias. Y, obviamente, no podía faltar en este listado una receta de callos en salsa vizcaína. Qué para eso somos de Bilbao , ¿no?.

La salsa vizcaína: una tradición en el País Vasco

En Carnicería Ángel contamos con varias recetas que incluyen salsa vizcaína. ¡ Y cómo no hacerlo!  Es una de las salsas más versátiles de la gastronomía vasca y se emplea generalmente en la preparación de pescados (especialmente bacalao) y preparados de carnes o verduras.

Con cerdo una de las recetas más famosas son las “Manos de cerdo con salsa vizcaína”. También tienen mucha fama los platos preparados con otras partes del animal como morros, callos, lengua.

Además es una receta muy importante en algunos lugares del País Vasco para la preparación de los caracoles, en estos casos también se añade tocinojamón o chorizo picado a la preparación.

Beneficios de los callos

Los callos de ternera son un alimento que contiene 14,81 gramos de proteínas, no contienen carbohidratos, contienen 8,30 gramos de grasa por cada 100 gramos y no contienen azúcar, aportando 134 calorías a la dieta. Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas K, C, B3 y B4. Además de estas propiedades, los callos de ternera contienen hierro.

¡Ya no tienes excusa para no disfrutarlos!

Ingredientes para 4 personas

  • 700 gr de Callos de ternera
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • Perejil
  • 1 zanahoria
  • 2 cebollas moradas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan
  • 5 pimientos choriceros
  • 100 gr de jamón serrano
  • 50 gr de chorizo
  • Pimienta negra en grano
  • Agua
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Receta de callos en salsa vizcaína

Aunque se pueden comprar ya cocidos los callos, nosotros te vamos a explicar cómo es la receta de callos en salsa vizcaína contando con todos los pasos.

  1. Lo primero de todo es lavar bien los callos. A continuación los introduces en una cazuela con abundante agua junto a la cebolla, puerro, zanahoria, perejil, pimienta negra y sal. Esperas hasta que estén tiernos (puede llegar a ser entre dos y tres horas). Escúrrelos y reserva hasta que los vayas a utilizar.
  2. Las verduras que has utilizado las puedes desechar ya que sólo son para darle sabor.
  3. Coge los pimientos choriceros Previamente deberás haberles quitado las pepitas y sumergido en agua fría durante 24 horas. Escúrrelos dándoles tres hervores. Para hacerlo ponlos en un cazo hasta que los cubra el agua y déjalos que hiervan durante un minuto. Tira el agua y repite la misma operación tres veces. Una vez hecho esto saca toda la carne y reserva.
  4. En una cazuela pon un poco de aceite y rehoga las cebollas troceadas. Cuando estén transparentes echa los dientes de ajo picados y el pan desmigado. Una vez que estén dorados, añade la carne del pimiento choricero. Dale unas vueltas, añade unos dos vasos de agua y un poco de sal.
  5. Deja cocer la salsa a fuego medio durante 40 minutos.
  6. Pásala por el pasapures y ponla en la cazuela de nuevo. Añade los callos cocidos y troceados. Saltea el jamón y el chorizo. Escúrrelos y échalos también en la cazuela.
  7. Remueve todo durante 20 minutos.

Si quieres ahorrarte el paso de cocer los callos, puedes adquirirlos en cualquier carnicería o a través de nuestra tienda online. Nuestros callos están preparados de forma casera y te los enviamos envasados al vacío y en su jugo. ¡Para que no pierdan nada de sabor!

Pero si, además, no eres muy amigo o amiga de pasarte horas cocinando en la cocina pero disfrutas degustando un buen plato de callos en salsa vizcaína ¡compra nuestro plato ya preparado!

Para chuparse los dedos…

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos

Abrir chat

La tienda permanecerá cerrada hasta el 24 de agosto.